La zona de lavado y planchado debe ser un lugar tan agradable y práctico como otros espacios del hogar. Generalmente cuando hablamos de decoración nos referimos a la cocina, el baño, la sala, el comedor, las habitaciones, olvidándonos de este importante espacio que en muchas ocasiones se convierte en un lugar con muy poca inspiración. A esto se suma la falta de espacio para organizar los elementos que componen el área de lavado, los muebles y accesorios para la ropa, así como los productos de aseo como el detergente, suavizante o quitamanchas que tendrán un uso frecuente, impidiendo que las personas puedan disfrutar de una zona de labores estética, cómoda y funcional.

“No me gusta el desorden”, “el área es muy pequeña”, “quiero que se vea lindo”, son algunas de las frases más comunes de los usuarios a la hora de pensar en la organización de este espacio. Sin embargo, el secreto está en la elección de soluciones prácticas como la línea PRO de Firplak que integra una serie de productos modulares, dispuestos a resolver cada uno de estos problemas.

El módulo superior, por ejemplo, viene con tendederos de ropa expansibles para obtener el máximo provecho de este espacio destinado el secado de la ropa y que debe realizarse en cantidades moderadas para evitar la acumulación de prendas y formación de malos olores debido a la humedad y falta de espacio, además de recogerlo cuando no se esté utilizando.

Por otra parte, para la organización de la escoba, el trapero o la mesa de plancha, el módulo auxiliar es una excelente alternativa puesto que no sólo permite el almacenamiento compacto de estos elementos, sino que además integra un novedoso sistema de escurrido y desagüe que evita el contacto con las manos al momento de realizar las labores de limpieza en el hogar.

Finalmente, en cuanto a los módulos de la línea inferior, existen distintas divisiones de almacenaje, además de un espacio exclusivo para el cuidado de la ropa, que consta de un tanque de almacenamiento de agua, un espacio para la instalación de 5 tipos diferentes de griferías, un dispensador de jabón líquido, un fregadero ergonómico que protege las manos y finalmente, un mesón integrado para doblar la ropa o realizar otras labores cotidianas como el cuidado de las plantas o el baño de nuestros bebes y mascotas. Adicionalmente, es compatible con máquinas lavadoras de carga frontal con capacidad de 10 a 13 kilos.

En la actualidad, las propuestas de arquitectura y decoración buscan la integración de los espacios, generalmente la cocina y la zona de labores son espacios inseparables, de allí la importancia de una buena apariencia estética para lograr que esta área de servicio sea tan limpia y agradable como otros espacios del hogar.

!Con esta innovadora solución ya no hay excusa para olvidarnos de la zona de labores!

Isabel