fbpx
constructor/distribuidor

Hidroterapia para el manejo del dolor lumbar y de ciática

 

Nuestra cotidianidad está llena de rutinas que nos hacen estar en constante movimiento, algunas de las actividades que realizamos nos pueden generar problemas de salud, que de no tratarse, pasan de ser una molestia a ser una dificultad, algunas de estas actividades son las causantes de malas posturas, un inadecuado desplazamiento de cargas pesadas y la repetición de movimientos que afectan nuestra zona lumbar o nuestro nervio ciático. Estas dolencias son más comunes de lo que parecen, pues entre  el 70-80 % de la población general, ha presentado alguna de estas molestias, al menos una vez en su vida.En firplak queremos que evites o trates estas dolencias.  

La Hidroterapia es una de las alternativas a la medicina tradicional, en el manejo de dolores lumbares y molestias del nervio ciático, una práctica médica en la que se  aplica agua de modo interno o externo, como tratamiento para disfunciones,  las cuales son físicas o psicológicas. Este método no se inventó en la actualidad, desde la  Antigua Grecia, este tipo de terapias se han utilizado como práctica curativa, por tal motivo aquí encontrarás ejercicios prácticos que podrás realizar desde tu hidromasajeadora, tina o piscina.Teniendo en cuenta que en el ritmo de vida actual, no contamos con el tiempo suficiente para movilizarnos a sitios en los cuales se puede realizar este tipo de terapias, por eso en Firplak te queremos compartir soluciones efectivas y prácticas que podrás implementar para vivir de forma saludable y con bienestar, esto gracias a una guía rápida de ejercicios que te ayudarán aliviar y tratar estas dolencias comunes.

¿Qué es considerado dolor lumbar?

Es un síndrome, fácil de identificar por sus notorias señales, que afecta los músculos o la estructura ósea de la espalda y su principal síntoma es la presencia de dolor localizado, generalmente en la área final de la columna vertebral (zona lumbar), este puede generarse por lesiones traumáticas,  esfuerzos excesivos, malas posturas o debilidad muscular, sin embargo, el 15% de los dolores lumbares diagnosticados no tienen un origen claro.

Para la prevención y tratamiento del dolor, la hidroterapia es una opción sobresaliente, gracias a las cualidades curativas del agua, que  juegan a favor de la salud y el bienestar. Es recomendable ajustar tu hidromasaje, aumentando significativamente la temperatura, ya que pasar un tiempo considerable inmerso en agua caliente ayuda a la activación de las funciones orgánicas, generando un efecto analgésico y antiinflamatorio que relaja los músculos.

Ejercicios de hidroterapia para el dolor lumbar

Para la realización de los siguientes ejercicios, es recomendable una inmersión en agua caliente, la cual se gradúa según la tolerancia de la persona, esto por 5 o 6 minutos, con el fin de relajar el tono muscular y las terminaciones nerviosas.  

Pablo Holystic, Profesional en Fisioterapia, aconseja realizar ejercicios que te ayuden a fortalecer los músculos de la espalda y a mejorar tu movilidad.

Ejercicios para realizar dentro del agua:

  1. Sentado con la espalda recta y las piernas estiradas, mover los pies hacia adelante y hacia atrás. (10 repeticiones).
  2. Sentado con la espalda recta y las piernas estiradas, mover los pies hacia arriba  y abajo (10 repeticiones).
  3. Sentado con la espalda recta, el tronco sumergido en el agua y las piernas estiradas, levantar ambos brazos hacia arriba y bajarlos lentamente hasta que el codo toque el torso (10 repeticiones).
  4. Acostado boca arriba, con la intención de flotar, contraemos las piernas en posición fetal y las extendemos (10 repeticiones).
  5. Sentado con la espalda recta, apoyando los brazos en los bordes de la hidromasajeadora, llevando una de las piernas hacia el pecho, mientras la otra está extendida. Realizarlo con ambas piernas (10 repeticiones).
  6. Sentado con la espalda recta, empujar con los codos hacia atrás intentando juntar las escápulas y sacando pecho para  luego llevar los brazos hacia  adelante, intentando abrazarse así mismo (10 repeticiones).

La realización de estos ejercicios puede ayudar a la prevención de futuros dolores de espalda, corrección de la postura y manejo de lumbalgias crónicas y moderadas, emplear estos ejercicios como rutina en una hidromasajeadora, de forma frecuente, contribuye al bienestar de tu estructura osteomuscular.

 

¿Qué es considerado dolor de ciática?


Es un síndrome causado por la inflamación del nervio ciático que en muchos casos aparece por desgastes de la columna lumbar, provocando alteraciones sensitivas y motoras en la región del glúteo. “Este dolor es bastante común y se origina entre la cuarta y quinta raíces del nervio sacro, cuando se irrita alguno de estos nervios, causa un dolor característico que se irradia desde el glúteo, “generando sensación de hormigueo que aumenta al toser o al hacer ejercicio” explicó Iñigo Junquera, Fisioterapeuta.

Sin embargo, este suele ser confundido con el Síndrome Piramidal, el cual comparte los mismos síntomas del nervio ciático (isquiático), pero el dolor generado no se debe a  la inflamación de la estructura nerviosa, sino a su compresión y puede ser tratado de forma definitiva. Ambas dolencias se tratan con terapias alternativas como la hidroterapia, que con sus beneficios curativos, produce efectos sedantes y relajantes si se realiza con inmersiones en temperaturas entre 36.5-40.5 °C, esto se debe a la acción del calor sobre las terminaciones nerviosas, calmado así considerablemente el dolor ciático, adicional a la inmersión en agua, algunos ejercicios de estiramiento pueden ser útiles para reducir estos síndromes.

Para la realización de los siguientes ejercicios es recomendable una inmersión en agua caliente, la cual se gradúa según tolerancia de la persona, esto por 5 o 6 minutos, con el fin de relajar el tono muscular y las terminaciones nerviosas. 

Ejercicios de hidroterapia para ciática 

  1. Sentado con las piernas estiradas, agarramos una de las rodillas y la llevamos hacia el pecho tanto como podamos (mantener por 20 segundos). Realizar este ejercicio con ambas piernas (10 repeticiones con cada una).
  2. Acostado boca arriba, sumergido en el agua realizar respiración diafragmática, respirando  por la nariz e inflando la barriga como si fuese un globo, mantener por un segundo y exhalar por la boca, hasta expulsar la totalidad del aire. Para la realización de este ejercicio podemos apoyarnos de alguno de los bordes de la hidromasajeadora.
  3. Sentado en posición recta, con rodillas estiradas, intentar tocar la punta de los pies y mantenerse en esa posición por 10 segundos, realizando el ejercicio con ambas piernas (10 repeticiones con cada una).
  4. Sentado con la espalda recta y las piernas estiradas movemos los pies hacia adelante y hacia atrás (10 repeticiones).
  5. Acostado boca arriba, con la intención de flotar contraemos las piernas en posición fetal y las extendemos(10 repeticiones).

Contribuir a la buena salud y realizar actividad física, mejora tu calidad de vida, porque te ayuda a vivir sin dolor, mientras fortaleces tu cuerpo para que no te limite,  busca soluciones prácticas y que puedes implementar en casa, como los ejercicios anteriores que pueden realizarse en los hidromasajes de Firplak, donde podrás regular la temperatura según las indicaciones mencionadas,  programar chorros especiales para la relajación muscular y cuentas con el espacio perfecto para una sesión de hidroterapia en casa. Recuerda que la hidroterapia es una buena alternativa para tratar lumbalgias, dolor de ciática o síndrome piramidal, los cuales deben ser diagnosticados por un médico especializado y tratados con terapia física, rehabilitación y reposo. Cuida de ti, con esta guía práctica para compartir momentos óptimos en los cuales tu salud será protagonista.

Isabel