La cocina es uno de los espacios más transitados de nuestro hogar y requiere muchos cuidados para que siempre esté en excelentes condiciones de uso. Para mí es uno de los lugares más importantes del hogar, sin embargo recuerdo que fue uno de los espacios que más me costó decorar porque no tenía idea de cómo distribuir en el espacio: las formas, estilos, colores y detalles adecuados que le darían un toque especial.

Esto me hizo recordar que había cometido algunos de los errores de los más comunes a la hora de decorar nuestro hogar. Por eso hoy he querido compartir contigo estos 5 errores frecuentes para que los evites a toda costa

¡Empecemos!

1. Equivocarse con la elección del color

No realizar una buena elección del color y escoger pinturas de mala calidad, son algunos de los errores más comunes de esta tarea que surge como resultado de una mala planificación. Generalmente nos inclinamos por la elección de colores fríos como el blanco, olvidando que existen lugares demasiado vacíos en nuestra cocina que necesitan un contraste de colores cálidos para evitar sensaciones de frialdad y aislamiento.

Por otra parte, también encontramos casos en los que hay elecciones basadas en las tendencias del color que rápidamente podrían pasar de moda. Sin duda, la mejor opción se basa en la planificación de colores según el ambiente y la personalidad deseada.

!Recuerda que puedes conseguir diferentes muestras de colores y ponerlas a prueba en casa!

2. Evita mezclar muchos estilos decorativos

La mezcla de colores, texturas y accesorios puede resultar una excelente alternativa si cuentas con algo de estilo y talento para decorar. Debes tener cuidado con esta elección que podría resultar en composiciones que trasmiten sensaciones de acumulación. Por eso, se recomienda la creación de ambientes funcionales que además logran trasmitir un toque de nuestro estilo personal.

Cuidado con la decoración “Hazlo tú mismo” (DIY) que podría jugarte una mala pasada si no cuentas con la práctica necesaria para lograr muy buenos acabados. Puedes elegir objetos que se acoplen a tu estilo de vida antes que decidirte por una tendencia decorativa en especial.

Fuente: Sodimac

3. No planear la iluminación

La iluminación de la cocina es otro punto importante. Con frecuencia nos olvidamos de escoger una correcta distribución de los focos de luz, lo ideal es crear ambientes acogedores, seguros y funcionales, por eso es importante definir el espacio y la atmósfera que queremos diseñar y esto depende de la cantidad de luz natural y artificial que recibimos en este espacio pues esto nos dará la clave para identificar aquellos puntos en los que debemos centrar la iluminación de nuestra cocina.

4. No respetar zonas de tránsito

¿Conoces las limitaciones y necesidades de circulación al interior de tu vivienda? La cocina es uno de los espacios más transitados por las familias y en ocasiones la falta de orden puede llegar a obstaculizar el paso y ocasionar algún tipo de accidente. En este caso, debes tomar un momento para pensar en aquellas zonas que debes liberar e identificar cuáles serían tus prioridades, así podrás deshacerte de muebles, objetos y piezas decorativas que estén obstaculizando estas zonas de circulación.

5. ¿Compras por impulso?

Las compras poco planeadas también pueden jugarnos una mala pasada, tenemos que conocer las medidas del espacio de nuestra cocina para realizar compras pensadas en el equilibrio de nuestras preferencias y necesidades. Escucha la voz de los profesionales y decídete por un estilo tan único como tú.

Isabel