¿Alguna vez te has preguntado cuál es la diferencia entre un Jacuzzi y una Tina de hidromasajes?

Empecemos por aclarar que los dos términos hacen referencia a un tipo de baños que ha sido utilizado por la humanidad desde tiempos inmemoriales con fines medicinales y terapéuticos. Sin embargo es en el siglo XX cuando la palabra Jacuzzi se populariza, gracias a la invención del italiano Candido Jacuzzi, quien en 1940 logró adaptar un mecanismo de bomba hidráulica en la bañera de su casa ubicada en California, Estados Unidos.

Fuente: Brand Stocker

La idea nació como alternativa para reducir las dolencias de su hijo Keneth, debido a una enfermedad conocida como artritis reumatoide. De esta forma nace la bomba de hidromasajes J-300 que producía chorros de agua y aire como tratamiento terapéutico, hoy conocido como terapia de hidromasaje.

Fuente: Brand Stocker

El modelo alcanzó un éxito rotundo sin precedentes y a partir de 1970 el nombre de la familia Jacuzzi comenzó a ser reconocido mundialmente como una marca europea dedicada a la producción exclusiva de bañeras de hidromasajes con diseños y componentes cada vez más avanzados que desde luego, despertarían la atención de grandes personalidades. Aunque los jacuzzis han sido catalogados como objetos de lujo a través de su historia, hay que decir que esta idea ha ido cambiando con el paso del tiempo, gracias a su evolución que va de la mano con el desarrollo de soluciones que buscan promover la salud y el bienestar de los usuarios.

Como ves, no existe una diferencia puntual entre un jacuzzi o una bañera de hidromasajes, sencillamente la palabra jacuzzi hace referencia a una marca registrada como muchas empresas alrededor del mundo que en la actualidad se dedican al diseño y fabricación de este tipo de bañeras con sistemas de hidromasajes.

No obstante, las personas suelen confundirlas con tinas de baño o bañeras que no poseen las mismas características, por el contrario son elementos muy básicos que cuentan con una vía de desagüe, vienen en formas ovaladas o circulares y el agua permanece totalmente quieta ya que no viene incorporado el sistema de hidrojets para regular el movimiento y la fuerza del agua.

En Colombia, empresas como Firplak han adoptado esta filosofía de realizar experiencias de bienestar para sus clientes y esto se comprueba con sus 40 años de trayectoria en el mercado de baños, creando diseños innovadores que se adaptan a distintos ambientes y espacios, ofreciendo comodidad, sofisticación y excelente calidad.

Adicionalmente, gracias al uso de la tecnología, Firplak ha logrado desarrollar múltiples alternativas terapéuticas como la cromoterapia y aeroterapia, además de facilitar la vida de las personas, quienes al momento de disfrutar su baño pueden programar la activación, llenado y encendido de luces de la bañera, gracias a la integración del software Smart Spa que puede controlarse desde una aplicación móvil.

Ahora que ya sabes la diferencia entre un jacuzzi y una tina de baño dinos cuál sería la mejor opción para ti y tu familia.

Isabel