pixel-facebook

En la actualidad es común hablar de los Jacuzzis, bañeras o tinas de hidromasajes como símbolos de lujo y sofisticación, sin embargo, como les he venido contando en nuestro Blog, esta idea se ha ido transformando al convertirse en un complemento de vida saludable para grandes y chicos. Por eso he estado pensando en lo afortunados que somos al poder disfrutar de los avances de la ciencia y la tecnología para ir más allá de un delicioso baño y transformarlo en una oportunidad de relajar nuestro cuerpo y mente, aun en medio de nuestra cotidianidad, gracias a la realización de tratamientos naturales y sistemas que se subsidian del agua, el aire y la energía con fines terapéuticos.

Precisamente este sería el caso de las terapias de Hidromasajes, un método que aporta grandes beneficios para nuestra salud, ayudando a disminuir los niveles de estrés, además de aliviar dolores y tensiones musculares debido al efecto calmante y antinflamatorio del agua. Puedes comprobarlo por tu propia cuenta sumergiendo tu cuerpo 2 o 3 veces por semana para notar la diferencia.

Adicionalmente, el diseño e innovación de los sistemas mecánicos y térmicos de los jacuzzis o bañeras, te brindan la posibilidad de controlar la temperatura y presión deseada del agua para masajear tu cuerpo en distintos niveles. Por ejemplo, si decides aumentar la presión, podrás disfrutar de terapias alternativas como la Aeroterapia, una técnica que utiliza millones de burbujas de aire para masajear la piel, generando una sensación de bienestar general en todo el cuerpo.

¿Y qué te parece si a esto le sumamos algo de color y música?

Bueno, pues te cuento que la tecnología también ha permitido implementar un sistema terapéutico conocido como Cromoterapia, una técnica que se sustenta en el uso de la energía y la proyección de distintos colores como el amarillo, azul, verde, rojo y violeta para influenciar el estado emocional de las personas, transmitiendo sensaciones de paz, tranquilidad, serenidad y equilibrio; ayudando a la recuperación de ciertas dolencias y desequilibrios como por ejemplo la falta de sueño. Por eso te recomiendo acompañar este tipo de terapias con música relajante o de baja frecuencia para combatir el estrés y la ansiedad.

Como ves, existen muchas razones para disfrutar de la tecnología y baños relajantes que van más allá de un lujo, por eso es muy importante que renueves tus pensamientos a la hora de cuidar tu salud y generar hábitos que puedan ayudarte a llevar una mejor calidad de vida. En mi caso, disfruto de estas terapias con regularidad en las noches, por eso te ánimo a consultar más información sobre los modelos, características y accesorios para tu bañera y las preferencias que se ajustan a tus necesidades.

¡Atrévete a vivir una nueva experiencia!