pixel-facebook

“Te mereces todo lo que sueñas”

Gustavo Cerati

Cada espacio de nuestro hogar cuenta algo de nosotros mismos. Se convierte en un reflejo de nuestras emociones, recuerdos, sensaciones, actitudes, metas y principalmente de nuestra propia identidad. Sin embargo, en ocasiones necesitamos crear espacios alternos que nos permitan escapar de la rutina pero al mismo tiempo nos hagan sentir como en casa.

Recuerdo que éste era el sueño de Diana, una querida amiga a la que siempre le escuché decir: “Quiero tener una casa finca a las fuera de la ciudad, muy cerca de la naturaleza para relajarme y en donde el ruido y los afanes de la vida no tengan lugar”. Ella lo describía con lujo de detalles, me explicaba cómo pensaba construirlo, en qué momento disfrutarlo y con quién compartirlo.

Derechos de autor: Diana Mosquera

 

Diana es una persona decidida así que no tardó mucho tiempo en llevar a cabo su idea. Mientras me mostraba los planos y el progreso de su construcción, yo me convertía en cómplice de cada sentimiento e ilusión que ella tenía.  Como amante de la naturaleza, escogió un terreno con una hermosa vista hacia las montañas, allí pensaba ubicar una tina de hidromasajes en la parte exterior pues me explicaba que quería relajar su cuerpo en el agua pero a la vez, disfrutar del paisaje y su proximidad con el cielo.

Derechos de autor: Diana Mosquera

 

Al terminar su proyecto, Diana me confesó que había creado su “lugar favorito”, asegurando que sentía mucho mejor que en un SPA. Y no es para menos, su idea logró combinar el diseño de un espacio abierto con una excelente vista a la naturaleza y como resultado, un espacio completamente trasformado, cálido y tranquilo; propicio para la relajación de su cuerpo y de su mente, gracias a los masajes que podía tomar en su bañera para reducir el estrés y revitalizar sus energías.

En la actualidad Diana aprovecha los espacios de su agenda para escaparse a su lugar favorito, lo hace en compañía de su familia y amigos, luego de semanas llenas de labores y compromisos personales. Aunque solo piensa en su descanso, regresa a la ciudad totalmente renovada y dispuesta para cumplir con sus tareas cotidianas con mayor atención, creatividad e interés, además de cuidar su salud, previniendo enfermedades liberadas por el estrés.

Ahora sé que los espacios cuentan historias, hablan de los sueños que podemos llegar a cumplir por más pequeños o grandes que puedan ser. Cada experiencia es completamente y me siento feliz al ver que Diana pudo cumplir su sueño.

Isabel